jueves, 21 de abril de 2016

Triunfar en la vida


Esta entrada se la dedico a todos los autónomos de España.

¿Cuál es la diferencia entre la gente normal y los triunfadores de negocios?

Hablo de triunfar en el sentido meramente capitalista de la palabra, pues triunfar debería significar llevar la vida que tu quieres, con tu familia y amigos, tu casa y tus hobbies.

Hay varios tipos de situaciones que pueden causar que una persona triunfe en la vida. Por lo general, la gente que son dueños de empresas a muy temprana edad o que tienen puestos de responsabilidad y que aparentemente no son muy brillantes, éstos que se orinaban encima en el colegio y que luego los ves con veinte años trajeados y conduciendo grandes coches, sí, los que ves y piensas en tu más altivo discernir, "pero si yo valgo mucho más que esa persona", suelen heredar todo lo que tienen. Ya sea por que la empresa es de la familia o porque tras varios intentos infructuosos de que "el niño" estudie algo, le han soltado un fajo de billetes y les han dado rienda suelta a ver si les sale un Zuckerberg.

Pienso que este caso es más un castigo que un regalo, pues debes demostrar a tu entorno más cercano que vales para algo, que tu mente es prodigiosa y que no vas a llevar a la bancarrota el negocio que tu padre montó antaño, o que no vas a tirar por el retrete el dinero que te ha sido confiado. Suelen levantar bastante envidia y pena, pues no suelen funcionar bien y claro, tu piensas "lo que haría yo con ese dinero...".

Parece que en realidad no son tan triunfadores como pensábamos en un principio.

No nos enfademos con ellos, la culpa no es suya. Quizás de su familia, pero bueno, cualquiera hace lo que puede con el material del que dispone.

Otro tipo de persona que aparentemente triunfa son los pillos, los que le dan a la picaresca. Los que cuando vas el primer día a primera hora con el primer número de la lista de espera a pedir una subvención al ayuntamiento ya se han terminado. A los que les gustan las asignaciones a dedo, que tienen amigos en todos los sitios, que se dejan los últimos cien euros del crédito en invitar a comer al primo del cuñado del sobrino que trabaja en la administración porque sabe que se le será devuelto por mil.

Son los peores bajo mi punto de vista, porque se parecen mucho al grupo anteriormente descrito solo que con trucos, trampas o, por qué no decirlo, con robos. Posiblemente acaben igual o incluso peor. Suelen tirar de crédito también y ahogados por deudas. Pero claro, nada que pueda solucionarse con otro crédito, ayuda o concurso de acreedores. Se declaran en bancarrota y a por otra subvención para montar otra cosa.

Hay otro grupo que son parecidos al primero en el sentido de que tiran de familia, solo que ellos lo piden. Se levantan un día con una maravillosa e innovadora idea: Montar una tienda de fundas para móviles, o de colchones outlet (un pequeño inciso... ¿hay alguna tienda de colchones que no sea de outlet?), o una de cigarrillos electrónicos, o de venta piramidal, o de recarga de cartuchos de tinta de impresora...

Estos dan pena, sinceramente. Porque ponen mucho ahínco, tiran de la familia, quieren trabajar, pero no tienen esa chispa, esa vuelta de tuerca que darle a su negocio para que funcione de verdad. Suelen acabar o bien cerrando, o bien combinando todo lo que han ido montando y hacer una especie de tienda de venta de cigarrillos electrónicos, colchones, lejía, pan bimbo, colonias de imitación... o siempre puedes poner una tienda de segunda mano con toda la basura que has ido acumulando durante los años.

También hay gente que se lo gana. Gente con ideas innovadoras que con esfuerzo consiguen lo que quieren y triunfan. No son muchos, pero sí muy conocidos por sus proezas. Lo que sí que suele pasar es que son confundidos por la gente. Seguro que estáis pensando en meter en este grupo a Zuckerberg y a Gates, dos personas que copiaron/basaron sus negocios en cosas que ya existían... no estoy en contra suya. Si copiaron una idea y triunfaron es porque los que tuvieron la idea original no supieron explotarla. Moralmente es dudoso, pero bueno, la verdad es que no me decanto por ellos.

Y es que es difícil ser bueno en todo. Quizás tengas una buena idea y técnica para realizarla, pero claro, quizás no sepas venderlo, o competir contra otros productos. Hasta el día de hoy he recibido básicamente dos opiniones. La primera es que la unión hace la fuerza, que así se desarrolla más rápido y que tus debilidades pueden ser sus fortalezas. La segunda es que si quieres hacer algo bien, hazlo tú solo.

Pero no es el único problema a la hora de embarcarse en un proyecto. Si vives con tus padres y tienes unos ingresos mínimos, puedes invertirlo todo en equipamiento pero... si tienes ya treinta y pico, casa, coche, familia, trabajo... ¿cómo vas a invertir dinero en una cámara, un ordenador, una furgoneta si no es con uno de los métodos anteriores?

Por si fuera poco, la administración no solo no ayuda sino que entorpece ahogando a todos con impuestos inútiles e innecesarios. Todos comparan el modelo alemán con el español, cosa que tampoco veo correcta. En países como Alemania donde es tan sencillo montar un negocio y recibir ayudas, también es más fácil pegársela, hay que tener cabeza. Pensad en cualquiera de los grupos anteriores y echadle más dinero encima. Insostenible.

Pero centrémonos en lo que nos atañe, nuestro amado y odiado país. Tan solo pido tres cosas que aparentemente son locuras para nuestros mandatarios:

- Cuotas de autónomo pagables (si estás dado de alta y enfermo un mes, tienes que pagar, si no tienes clientes porque es tu primer mes, tienes que pagar...).

- Ayudas que no se den a dedo, que lleguen a tiempo, que se asignen de manera justa y que no estén tan centradas en las TIC (que nadie sabe lo que son pero todo va para ellos) pues también son necesarios soldadores, panaderos, mamporreros y demás.

- Que la administración pague a tiempo. Se han dado muchos casos en los que haces un trabajo para el sector público y pagan al año... ¿cómo se pagan así a los proveedores, empleados, o la mismísima cuota de autónomo?

En resumen, debes ser brillante, resolutivo, con fuerzas, persistente y con algo de fortuna.

Joder, qué pesimista me he levantado hoy.

martes, 3 de noviembre de 2015

Internet se ha muerto


Internet es una mierda.

Ya ni siquiera es una red pornográfica mundial. Internet es ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE una herramienta de Marketing.

Pensad en una sola cosa en Internet que no tenga anuncios ni esté hecha con ánimo de lucro. NADA.

Ya no se crean webs con el objetivo de compartir una experiencia, una historia o una idea, sino para vender algo o generar tráfico y poner un anuncio  a ver si así nos hacemos ricos. En el caso de que haya alguna que se cree con esa voluntad, son tantísimas las webs de contenido banal que se pierden en el mar de Google y luego a tí no te lee ni Cristo.

Hay negocios verdaderamente millonarios de compra/venta de tráfico, de intercambio enlaces (estos hacen que tu web se valore mejor y salgas más arriba en Google), de redes de blogs (incluso freelancers cuyo trabajo es escribir entradas de blogs y linkarte o mencionar tu servicio)...

¿Las peores webs? Bajo mi punto de vista son los periódicos. Originalmente creados para informar y que desde que la gente lee cada vez más los digitales, se olvidan de la palabra "periodismo" para centrarse en el tráfico. Poner titulares incompletos usando la curiosidad del lector para que hagas click, entradillas sensacionalistas o "noticias" relacionadas con algún programa de telebasura son algunos de los trucos que se usan. No pongo ejemplos por no meterme en líos, pero vaya, no exagero: en cualquier periódico local de toda la vida con una tirada medio buena, después de las cuatro o cinco noticias de verdad os encontraréis con esto.

Todo son anuncios o puente a algún tipo de anuncio. Por ejemplo... ¿por qué creéis que el porno es ahora gratis y tan accesible? Por el anuncio de abajo, el de la derecha, el de arriba, el que sale al final y el popup que sale al abrir la página que te ha jugado tantas malas pasadas.

Pero lo que más me flipa es la gente que en efecto hace click en dichos anuncios. ¿En serio pensáis que hay treinta mujeres alrededor de Villanosecuántos de San Nosequé dispuestas a acostarse con vosotros?

Aún así no se llevan la peor parte. Aparentemente esto funciona tan bien que ya ni los anunciantes se lo curran. ¿No habéis buscado nunca algo en Amazon y de repente os sale en absolutamente todas las páginas que visitáis?

Bueno... aunque he dicho que esto funciona bien, en realidad no tanto. Al principio este mundo me llamaba muchísimo la atención. En aplicaciones muy grandes como Facebook, la mayoría de los anuncios que salen son personalizados. Según nuestra edad, sexo y la cantidad de burradas que ponemos nos muestran anuncios adaptados. Esto mola. Pero claro, ¿quién puede permitirse esto? Este negocio funciona a base de estadística. Millones de usuarios, que dan unos cientos de miles de clicks, que dan otras tantas ventas. Pura probabilidad.

Ojocuidao, yo no me libro y ni muchísimo menos predico con el ejemplo. Tanto mi trabajo como "mis otras páginas" están relacionados con lo que escribo. Ésto es como el que fumador que te dice que dejes de fumar.

En resumen, lo único bueno de todo esto es que estamos ahorrando papel. Triste pero cierto.

domingo, 26 de mayo de 2013

La tecnología trampa



Esta entrada quiero dedicarsela a mi gran amigo Random, quien por cierto es el autor de la misma. Un buen día, hablando sobre lenguajes de programación, creímos oportuno hablar de esas tecnologías que no se sabe muy bien por qué, se enseñan en las Universidades. Hay gente que se aferra a ellas o que por suerte o por desgracia, consigue trabajar con ellas unos años haciendo imposible que puedan aprender otras más útiles o modernas, creando así uno de los tipos de informáticos más peligroso: el informático desactualizado.


Sin más dilación, disfruten del artículo escrito por Random:

Cualquier profesional de la informática debe, a lo largo de su carrera académica y profesional, aprender nuevas tecnologías. He acuñado (sin saber si alguien lo había hecho anteriormente) el término “tecnología trampa” para hablar de aquellas tecnologías que, si bien hemos tenido que aprender por algún motivo, no nos aportan valor como profesional o podrían incluso ser un lastre en nuestro currículum.

Por un lado vamos a ver las tecnologías estudiadas en las titulaciones (ya casi extintas) de ingeniería en informática, porque son las que conozco de primera mano. Estas titulaciones, tecnológicamente hablando, han estado estancadas desde los años 90.


Como comentario, apoyo el concepto de que una ingeniería no es un listado de tecnologías que aprender, sino que hay que profundizar en otros conceptos más teóricos, organizativos y profundos. Pero por otro lado, y espero que entiendan mi comparación, la utilidad de un coche es ir del punto A al B, pero uno con aire acondicionado y GPS podría desempeñar mejor su función. Volviendo al tema, los currículums de los recién licenciados contendrán una lista de tecnologías tales como Haskell, Prolog, Ensamblador del 8086, ANSI C, etc… Pero, ¿realmente son útiles y necesarias estas tecnologías? No cabe duda de que un programador Haskell en el ámbito académico podría ser de mucha utilidad. Podrían proponerte un tema de Proyecto de Fin de Carrera, seguido de una beca de 1 años escribiendo programas en Haskell. Sólo lo planteo como pregunta, pero ¿Debería un recién licenciado aceptar dicho empleo, sabiendo que cuando salga dentro de 1 año al mercado empresarial van a pedirle una tecnología totalmente distinta?

Por otro lado, ya dentro del mundo empresarial, pueden asignarte algún proyecto con alguna tecnología minoritaria. Hablando de las que conozco, he programado en PowerBuilder. Sin hacer una búsqueda complicada, en un portal de empleo, las palabras clave “power builder” y “PowerBuilder” han arrojado menos de 20 puestos de trabajo en todo el país, mientras que otras como “Java” arrojan más de 1000. ¿Podemos hablar de que PowerBuilder es una tecnología trampa? Posiblemente mis meses de experiencia con esa tecnología pesarán poco, pero un profesional con 5 años de experiencia que se quede desempleado va a tenerlo más complicado. Igualmente he tenido la experiencia de trabajar con XText, un framework de Java para desarrollo de lenguajes. Una búsqueda similar me ha arrojado 1 puesto de trabajo en toda Europa. Podría preguntarme ¿he caido en otra tecnología trampa estos últimos 6 meses? ¿Debería haberlos invertido en aprender PHP, Hibernate o Spring? Aparte de escoger la tecnología incorrecta para empezar, también puede ocurrir que la tecnología se abandone. No puede haber un ejemplo más claro que Symbian, o (dada mi suerte, he estado aprendiendo siempre tecnologías trampa) Java ME.

Mi reflexión final sobre las “tecnologías trampa” es tener ojo en lo que uno está invirtiendo su tiempo, puesto que después de años puedes encontrarte estancado en tecnologías obsoletas o poco usadas. También quisiera puntualizar que soy de la opinión de que Python se aprende en una tarde, pero es la profesionalidad y la habilidad desarrollando software lo que finalmente cuenta

Ranking de los lenguajes de programación según la popularidad
en GitHub en el primer cuarto de 2013

jueves, 21 de marzo de 2013

La involución de los Videojuegos

Esta entrada se la dedico a esa gente que por su gran labor en la empresa, siguen siendo recordados meses y meses después (normalmente acompañados de la frase: "¿quién ha hecho esta mierda? Es código antiguo... de ##NOMBRE_PERSONA##).

Qué curioso que la mayoría de las entradas se me ocurren o en el cuarto de baño o hablando con Random.

Yo no soy un Gamer. A mi me gustan mis 3 o 4 videojuegos de toda la vida a los que llevo jugando años. Según sale uno nuevo, me lo compro, pero siempre de la misma saga. En mi caso particular hablo de Sim City, Grand Theft Auto, Gran Turismo y PES.

He pasado horas y horas jugando a esos videojuegos. Hace años, era genial. Te gastabas 50 o 60 euros en él y solo te hacia falta tu ordenador o videoconsola. Ya tenias echado el curso entero. Era un juego que pagabas una vez y te duraba para siempre.

Es por eso que he estado muy desconectado de lo que se lleva hoy en día, pero curiosamente en estos últimos meses han salido nuevas versiones de todos ellos y me han decepcionado bastante. No hablo de las historias o de la jugabilidad, hablo de cómo se hacen los videojuegos ahora.

Qué duro se me hace putear a los juegos a los que siempre he jugado... en fin... empecemos:

  • Sim City: he jugado a todos. especialmente al 4 con la expansión Rush Hour. Tengo una partida que he jugado durante años. Siempre en la misma región. Ahora acaba de salir el 5 y necesitas conexión permanente. ¿Pero qué mierda es esta, amigos? Entiendo el modo online, entiendo que tengas que conectarte para descargar actualizaciones o mejoras pero... ¿si vives en un pueblo que se va Internet cada dos por tres no puedes disfrutarlo? El primer día que salió el juego, los servidores se colapsaron. Osea, reservas el juego meses antes o te lo compras el primer día y... ¡no puedes jugar! A mí me parece de risa. Si además necesitas conexión permanente, que pasará dentro de unos años cuando Maxis decida cerrar el servidor? Hasta que no averigüe un poco más eso de que necesitas conexión permanente, no me lo compraré.
  • Gran Turismo: Es el que menos me ha molestado. A pesar de ser un juego muy pesado (en cuanto a tamaño) y de tener actualizaciones por tanto lentísimas, hay algo que me fastidia mucho más... el hecho de tener que pagar para jugar con según qué coches. Que sí, que tienes cientos de ellos gratuitos para elegir, pero ver día tras día coches que sabes que no vas a tener porque no vas a pagar... pues jode.
  • PES: El peor con diferencia. Fue la primera vez que me compre un juego el mismo día que salió. Decepción total. Supongo que será por la carrera que tienen cada año ellos y FIFA para ver quién lo saca primero y así saciar la sed de los jugadores como yo, pero bajo mi punto de vista me vendieron un juego sin hacer. Resulta que te gastas 60€ en un juego que no está terminado. Las plantillas (a pesar de estar los mercados ya cerrados) no están completas. Problemas y más problemas con las Ligas Máster online, actualizaciones cada dos por tres, mensajes y más mensajes de disculpa, parches y más parches. Al menos, pensé, podré disfrutar del juego en español (actualmente resido en Alemania) como con otros juegos, o al menos podré descargarme ese contenido online, pues nada. Nunca más me compro un juego el primer día y... a riesgo de traicionarme a mi mismo, el próximo será un FIFA.

  • GTA 5: Aún no ha salido y parece brillante... miedo me da... espero que no me decepcione con fallos tan graves como estos.


martes, 18 de septiembre de 2012

Los fantasmas del siglo XXII - La parainformática

Cada vez escribo entradas  más absurdas. Prometo tener más inspiración en el futuro.

Esta entrada va dedicada a Iker Jiménez. Espero que lea este post y que nos de su punto de vista. Suele concentrarse demasiado en los sucesos paranormales que están pasando, pero honestamente pienso que deberíamos preocuparnos en los que están por venir. Así podemos estar preparados y obtener más información cuando todo pase.

Niños de orfanato, monjas ataviadas con tétricos hábitos y antiguos prisioneros arrastrando grilletes son algunas de las espeluznantes imágenes que se nos vienen a la cabeza al hablar de fantasmas.

A menudo las películas nos muestran estas imágenes espeluznantes de personas fallecidas hace años que alguna vez en su vida se dedicaron a oficios de la época. Hay espeluznantes historias de fantasmas que en su vida fueron asesinos, monjas, viajantes, hombres de negocios, soldados muertos en guerras...

La vida pasa y las profesiones se modernizan. Ya hay muchos informáticos tristemente fallecidos (como el que le da nombre al blog), quizás no los suficientes como para que el porcentaje de fantasmas informáticos sea notable, pero lo cierto es que llegara el día en que informáticos se aparezcan en nuestras casas... o empresas. Me puedo imaginar que los fantasmas más viejos pasaran a una tercera vida y los recientes fallecidos a esta segunda... como si de una función de recursividad maldita se tratase.

¿Quienes serian las victimas? ¿Los que se metían con ellos en el colegio? ¿Los que usen el PC de un fallecido? ¿Los que escriban entradas de blog sobre ellos?

Y lo peor de todo... ¿como se manifestaran? ¿Reiniciando el ordenador? ¿Haciendo que se abra el lector de CD? ¿Haciendo aparecer porno en la pantalla (voto por esta)?. Si esto es así... ¿como vamos a distinguirlo de un virus o un troyano? si tenemos el PC en red, ¿se aparecerá en el resto de ordenadores? ¿Hará que el wifi vaya más lento? ¿y más rápido?

No se si existe ya alguna película o relato en el que algo así suceda. En cualquier caso me gustaría leer algo y analizarlo desde el punto de vista informático.

Puedo imaginarme en un futuro no muy lejano compañías de antivirus anunciando programas Parainformáticos o informáticos que hablan con el más allá yendo a tu casa a arreglarte el PC infectado por un fantasma (al más puro estilo medium... todos alrededor de la mesa con el portátil en medio y cogidos de la mano).

A mi particularmente me preocupa más el fenómeno informatico-ovni. En cualquier caso, estoy preparado para cuando llegue el momento.

Si yo me convirtiese en un informático del más allá posiblemente me dedicaría al SPAM. Total, ya sabéis que tengo experiencia recopilando e-mails (por cierto, desde que publique esa entrada no me mandáis ni uno... maldita sea...). O quizás poniendo más publicidad en Spotify... no lo se...

lunes, 13 de febrero de 2012

La función random(); son los padres



¡Esta entrada no se la dedico a nadie!

¡Vergüenza tendría que darnos a todos!

¿Sabéis cómo se calculan los números aleatorios? Os lo diré... ¡de un modo no aleatorio!

¡Cuando en nuestros amados lenguajes de programación escribimos una función del tipo rand(); lo que nuestras computadoras hacen es rebuscar algún parámetro escondido en nuestro ordenador y de ahí CALCULA un número!

Me he estado documentando en webs, foros, he hablado con amigos y compañeros y cada párrafo que leía era más desolador que el anterior. Estaba todo lleno de fórmulas matemáticas.

Quería informarme y escribir largo y tendido sobre el tema, pero es que no da para más. Tenía un tema apasionante que se desvaneció con una conversación. De hecho, no os la cuento, os la copio:

Double: Me estoy documentando para el siguiente artículo.

Random: ¿Sobre qué cosa vas a escribir?

Double: La función Random. Me intriga mucho saber cómo podemos inventarnos un número aleatorio. Todo lo que veo son formulas matemáticas y eso no es aleatoriedad. Siempre me había imaginado un demonio de Tasmania sobre un teclado numérico en algún pueblo perdido, pero no.

Random: Normalmente, se le pide al SO los milisegundos y se le hace una función matemática De hecho si en C# y C haces random(); random(); devuelve las 2 veces el mismo número.

Double: Hasta ahora la que más me ha gustado es una que amplifica el ruido de un diodo Zener del PC y lo toma como cero o uno. Tomas esos ceros y unos ya tienes los números aleatorios.

Random: Un número aleatorio nunca es completamente aleatorio.

Double: Mentira. Si pones a un pollo a defecar encima de un teclado numérico y eso lo conectas a un PC, es aleatorio.

Random: El pollo defecando encima del teclado numérico obedecerá a órdenes de su sistema nervioso central, que no son más que señales eléctricas, luego el número ya depende de algo.

Double: Depende de su propio sistema nervioso, el pollo no está enchufado a ninguna máquina.

Random: Si, pero depende de algo que es determinista, ¿no?

Double: Esta entrada va a tener comentarios interminables entre Crandell y tú.

Random: El mismo pollo en la misma postura y con el mismo estado de señales cerebrales, cagará igual.

Double: Entonces... ¿no hay nada aleatorio? ¿el mundo es matemáticas?

Random: Sí, puede que el mundo sea matemáticas... en mi humilde opinión, no hay nada aleatorio independiente de todo lo demás.

Desanimado, vagué bajo el amparo de la noche y el escalofriante frío siberiano contándole a la señora de Double mi problema y mi desalentadora conversación con Random. Angustiada por mi apenado rostro, intentó animarme sacando la conclusión con la que no pude dormir esa noche... "Entonces... ¿existe el destino?"


jueves, 19 de enero de 2012

Entiéndannos


Ésta entrada se la dedico a mi novia y en general a todas las novias/esposas de informáticos. Mención especial para mi madre, que lleva 26 años lidiando con 2 a la vez.

Por cierto, vuelvo a retomar el blog después de meses... se sigue buscando informático para compartir entradas ;)

Los informáticos somos gente peculiar. Sobretodo los programadores. La gente dice que somos muy cuadriculados, pero no. Más bien me gusta decir que somos seres lógicos.


Cuando uno estudia para ser informático, hay frases, teoremas, leyes, algoritmos, etc. que se te quedan en la cabeza de por vida y que, sabiendo lo que haces, los aplicas a diario.

Recuerdo cuando iba a la facultad con mis compañeros (y a pesar de todo, amigos) y decidíamos ir a la cafetería. El camino más corto entre dos puntos es la línea recta, y era el camino que siempre tomábamos. Pero sin embargo, había otras ocasiones en las que el simple hecho de pensar en aplicar esa idea era algo totalmente descabellado.
Por ejemplo, cuando teníamos que cruzar el campus de un lado al otro. En vez de pasar por la amplia y recta avenida de dos carriles por sentido, conducíamos por los callejones que nos hacían pasar por las facultades y aularios de carreras predominantemente femeninas. El campus entonces se convertía en un grafo ponderado, y aunque hubiera que recorrer más kilómetros, merecía más la pena hacer el dicho recorrido. Nuestros profesores de álgebra deberían sentirse muy orgullosos.
Por lo general somos seres bastante desordenados y cuando nuestras esposas o madres nos mandan hacerlo... se lo piensan dos veces.

Uno de los principios que algunos de nosotros seguimos a la hora de programar es evitar que la información se borre, ya que nunca sabes cuándo vas a necesitarla. Los mismo pasa con los trastos viejos. No quiero para nada mi placa base de hace 15 años... pero... voy a guardarla (ya me arrepentí bastante de perder mi Game Boy).

También, por ejemplo, al ordenar los libros o los discos de música, somos un tanto peculiares. Sabemos que deben estar ordenados alfabéticamente pero... qué algoritmo seguimos? ¿Están completamente desordenados o solo un poco? ¿Cuántas baldas tenemos en la estantería? ¿Los discos que sacan los artistas de título homónimo dónde van? Dentro de cada artista, ¿los discos van por orden alfabético o cronológico? ¿Aplico Quicksort, Shell, Burbuja? ¿Qué hace aquí un disco de los Gipsy King?

La verdad es que la convivencia conmigo debe ser bastante complicada. A veces me siento como Sheldon Cooper. No puedo soportar ver algo que para mí es ilógico. ¿Por qué friegas así? Has manchado dos platos cuando podías haberlo hecho en sólo uno. ¿Por qué miras el buzón cuándo te vas? Tu cámara lleva 3 días cargándose, vas a romper la batería.


Al menos he ganado una batalla. He hecho un hueco en mi armario para la ropa que no está limpia pero que no está lo suficientemente sucia como para echarla a lavar.